X
Uso de Cookies
Sagulpa utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegabilidad de nuestra página, su acceso y la personalización de nuestros contenidos. Si continúa accediendo a nuestra página, entendemos que nos otorga su consentimiento expreso para su uso. Puede obtener más información sobre las mismas y su configuración en nuestra Política de Cookies.

SAGULPA intensifica la seguridad e higiene en los aparcamientos públicos

4 de junio de 2020, 18:13


Desde que comenzara, ahora casi tres meses, el estado de alarma a causa de la crisis sanitaria global por el COVID-19, la empresa municipal SAGULPA puso en marcha toda una serie de protocolos para intensificar las medidas de seguridad e higiene en sus distintas áreas de actuación, entre ellas, los aparcamientos públicos de rotación de gestión directa.

Durante las semanas de confinamiento, los aparcamientos públicos de rotación permanecieron abiertos, si bien se controlaban de manera permanente desde la sala de telecontrol ubicada en el aparcamiento de San Bernardo con una sola persona por turno. Esta medida se sigue manteniendo ahora en la fase 2 de la desescalada, excepto en los aparcamientos Intermodal de El Rincón y San Bernardo, que se siguen gestionando de manera presencial durante las 24 horas con solo una persona por turno.

A medida que ha ido avanzando el proceso de desescalada la empresa pública municipal también ha ido adaptándose a la nueva realidad a la que nos obliga el coronavirus con procedimientos de seguridad e higiene dirigidos tanto a los usuarios como al propio personal de los aparcamientos públicos. 

Desde hace ya cerca de un mes, se han implantado medidas para evitar en todo lo posible que los usuarios tengan que tocar las máquinas o, en caso de tener que manipularlas, puedan hacerlo de la manera más higiénica y segura posible. 

De este modo, tanto a la entrada como a la salida de los aparcamientos se ha habilitado para abonados el sistema de lectura de matrícula, lo que permite que estos puedan entrar y salir directamente, sin necesidad de usar la tarjeta de usuario abonado. 

Además, durante las semanas de confinamiento, se desarrolló un nuevo método de pago para abonados a través de la app LPA Park, permitiéndoles así poder renovar su abono a través de la aplicación, evitando desplazamientos y contacto físico con el personal u otros usuarios. 

Para los usuarios no abonados también se han implementado una serie de medidas para poder realizar la entrada y salida a los parquings públicos de la manera más segura. Así pues, a la entrada, la máquina expendedora emite el tique automáticamente sin que el usuario tenga que pulsar el botón.  

A la hora de abonar la estancia en el aparcamiento, se han ubicado dispensadores de gel hidroalcohólico junto a todos los cajeros para que los usuarios puedan desinfectar sus manos antes y después de haber usado la máquina.

También se han reforzado las labores de limpieza y desinfección diaria en todos los aparcamientos de acuerdo a lo establecido en el correspondiente Decreto-Ley. Actualmente, un equipo de personas se desplaza a diario a las distintas instalaciones para limpiar y desinfectar las zonas y los elementos de uso común.

Por supuesto, se han implantado los protocolos y procedimientos necesarios para que todo el personal cumpla durante su jornada laboral con las instrucciones marcadas por las autoridades sanitarias respecto al uso de los elementos de protección (mascarillas y guantes) y la distancia de seguridad tanto entre compañeros como con los usuarios.