X
Uso de Cookies
Sagulpa utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegabilidad de nuestra página, su acceso y la personalización de nuestros contenidos. Si continúa accediendo a nuestra página, entendemos que nos otorga su consentimiento expreso para su uso. Puede obtener más información sobre las mismas y su configuración en nuestra Política de Cookies.

Las 50 vueltas al mundo de Sítycleta

22 de enero de 2020, 15:28


El sistema de transporte público en bicicleta compartida de la capital grancanaria, la Sítycleta, sigue consolidándose como una alternativa saludable y sostenible para moverse dentro de la ciudad. Así lo demuestran los datos del pasado mes de diciembre, que reflejan la continua evolución en positivo del servicio.

Las 50 vueltas al mundo de Sítycleta

De acuerdo con las cifras, ya son casi 38.000 las personas registradas en el servicio, de las cuales casi 17.000 son usuarios que utilizan la bicicleta de forma cotidiana. Otro de los datos que confirman esta tendencia ascendente del sistema es la cifra de abonos, que creció en un 16% con respecto al mismo mes del año anterior, situándose en un total de 5.311 abonados más.

El concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, José Eduardo Ramírez, ha asegurado que estos datos son “una muestra más del éxito de la política de fomento del transporte público y de la movilidad sostenible que viene desarrollando el Consistorio capitalino durante los últimos años”.

Según Ramírez, “la Sítycleta se ha convertido en un medio de transporte habitual para buena parte de los ciudadanos”. El concejal se ha mostrado convencido de que esta tendencia se incrementará aún más “una vez se complete la red de carriles bici que vertebrará la ciudad, especialmente conectando la parte baja con la alta, y reforzando las bicicletas eléctricas, que ya en este pasado mes de diciembre han aumentado sus usos en casi un 100%”.

Desde que se puso en marcha en abril del año 2018, el sistema de bicicletas públicas ya acumula más de 350.000 alquileres, superando los 20.500 usos en diciembre. En total, los usuarios han recorrido casi dos millones de kilómetros en sitycleta, es decir: unas 50 vueltas al mundo.

Estos datos suponen que, en menos de dos años, gracias al servicio de Sitycleta, se ha evitado la emisión de más de 329.000 kilos de CO2 a la atmósfera.

El informe arroja otras cifras de interés. Por ejemplo, el 87% de los alquileres totales que se realizan en el servicio lo hacen los abonados. Además, el 31% de los usuarios registrados son extranjeros, principalmente provenientes de Alemania, Italia, Reino Unido y Francia.

Asimismo, el 58% de las personas que tienen un abono y son activas en el servicio son mujeres, y el 78,3% de los ciudadanos que utilizan la Sítycleta habitualmente se sitúan entre los 21 y los 50 años, siendo la franja entre los 31 y los 40 años la más representativa (un 31,8% del total).

Por último, y atendiendo a los datos de 2019, el uso entre semana del sistema de bicicletas públicas está estrechamente ligado a la movilidad laboral, y registra una media de usos al día (638) más alta que la que se observa los findes de semana y festivos (374 usos al día), en los que se detecta un uso más vinculado al ocio.

Así lo demuestran los picos de uso, que de lunes a viernes se experimentan de 7:00 a 8:00 horas, de 14:00 a 15:00 horas y, por último, de 18:00 a 19:00 horas. Los fines de semana, los picos de mayor uso se detectan entre las 11:00 y las 12:00 horas, lo que se vincula en mayor medida con el traslado a lugares de ocio y descanso dentro de la ciudad.